La formación morada acusa al PP de potenciar el uso neoliberal de la vivienda como fuente de negocio, potenciando el alquiler turístico, mientras las familias del municipio siguen sufriendo políticas que no garantizan una vivienda digna y a precio asequible.

 

PODEMOS ha manifestado, a través de un comunicado, su preocupación por la política de vivienda que defiende el nuevo gobierno bipartito (PP+OSP). Su modelo ha quedado de manifiesto con las declaraciones de la alcaldesa Ángeles Muñoz (PP), durante el encuentro nacional de Administradores de Fincas organizado en Marbella por el Colegio de Administradores de Fincas (CAF), en las que apostaba por regularizar las viviendas de uso turístico.

El acceso a la vivienda ha sido uno de los temas centrales de PODEMOS-CSSP desde su llegada a la corporación hace dos años, con caballos de batalla como su lucha para establecer una Oficina de atención hipotecaria con garantías o su propuesta para establecer un Programa municipal de alquiler justo.

Desde sus inicios PODEMOS detectó que la vivienda es una de las problemáticas más graves que sufren las personas de Marbella y San Pedro. “Para los que viven en lujosas mansiones en Benahavís quizás es más difícil detectar este grave problema” remachan.

El problema de la vivienda se agrava porque, como demuestra un estudio de Airdna -empresa especializada de datos que analiza la oferta de airbnb- Marbella es uno de los municipios españoles con más demanda de alquiler turístico. El propio presidente del Colegio de Administradores de Fincas calificó la situación como de “desmadre” y que “ocasiona no solo daños materiales en algunas comunidades, sino graves problemas de convivencia”.

PODEMOS señala que la demanda de viviendas de alquiler turístico provoca dos fenómenos que perjudican “a la gente corriente”:

  • Escasez de vivienda para los vecinos: apenas se ofrecen casas para habitar el año completo, dado que los propietarios prefieren que estén libres en temporada alta.
  • Precio de las viviendas disparado: como consecuencia de la escasez de oferta de viviendas para año completo y la alta demanda de turistas con poder adquisitivo.

Según el informe de Gesvalt Sociedad de Tasación S.A. de julio de 2016, Marbella es el municipio no capital de provincia con el precio de vivienda más alto de España. Y el tercero si se incluyen las capitales, solo superado por Donostia y Madrid, con mucha mayor renta per cápita. Lo que agrava el problema, porque mientras estas dos ciudades están entre las diez con mayor renta, Marbella se encuentra entre las diez con menor renta.

El resultado es que los jóvenes se ven obligados a vivir desplazados en municipios colindantes como Estepona u Ojén. O se hacinan varias familias en una sola vivienda, en sótanos e incluso garajes reconvertidos. Todo ello, evidentemente, en economía sumergida.

PODEMOS negoció con el Tripartito (PSOE+OSP+IU) la creación de una Dirección General específica de vivienda, con un funcionario experto elegido por el propio equipo de gobierno que dirigiese un Instituto Municipal de vivienda para afrontar con urgencia este problema, siendo la prioridad en PODEMOS el acceso a la vivienda para vivir y no para que se haga negocio.

PP+OSP apuestan por su visión neoliberal eliminando dicha dirección y creando una Dirección General de Urbanismo y Vivienda. Consideran la vivienda y el urbanismo como negocio e inversión, despreciando el derecho fundamental reconocido por la Constitución Española que tan apasionadamente defiende el PP en otras cuestiones”.

Ante las declaraciones de la alcaldesa, PODEMOS considera que o bien adolece de un peligroso desconocimiento de la realidad que sufre la gente de su propio municipio, o bien hace oídos sordos en aras de promesas de negocio, en línea con los intereses neoliberales de los de siempre, y a costa de pisotear derechos fundamentales y proyectos de vida de la gente.

PODEMOS también denuncia el agravio comparativo que el auge de las viviendas turísticas supone para los negocios hosteleros, que pagando impuestos ven reducida drásticamente la demanda de alojamiento, precarizando o eliminando puestos de trabajo y poniendo en peligro su continuidad.

Mientras tenemos las carencias de vivienda para las familias del municipio ella se dedica a potenciar su uso turístico y especulativo. Pedíamos una Dirección General exclusiva y diferenciada de vivienda porque la problemática es lo suficientemente grave y urgente. La que se ha creado es solo para atender los negocios especulativos donde poco importan las personas” aclara Victoria Mendiola.

 

Comunicación – PODEMOS MARBELLA-SAN PEDRO

Teléfono: 618 005 339 – Email: info@podemosmarbellasanpedro.com