Unidas Podemos acusa Ángeles Muñoz de “seguir empeñada en el urbanismo depredador

Morales: “No podemos volver a caer en el monocultivo del ladrillo, construir más viviendas a precios inaccesibles para la población, depredar más el territorio, ocupar más zonas verdes y naturales. Toca apostar por un urbanismo que cumpla las necesidades de la población, lejos de la especulación y el pelotazo”

Unidas Podemos de Marbella y San Pedro Alcántara considera que “ni Ángeles Muñoz ni el Partido Popular (PP) son garantes de buena gestión ni de un desarrollo urbanístico sostenible. En Marbella seguimos sufriendo al mismo PP de siempre, el que solo apuesta por el monocultivo del ladrillo y por urbanizar todo el territorio sin importarle que sea depredador con el medio natural ni que dinamite los derechos de la ciudadanía”.

La portavoz de Unidas Podemos, Victoria Morales, entiende que “resulta llamativo que Muñoz se haya apresurado a reconocer como urbanos más de 10 millones de metros cuadrados de suelo en aplicación de la nueva Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía (LISTA). Una ley que se encuentra recurrida ante el Tribunal Constitucional por haberse tramitado de forma urgente, sin las garantías necesarias, por vulnerar la autonomía local y por abrir la posibilidad a legalizar infracciones urbanísticas, incluso las realizadas en suelo rústico de especial protección. Y es que, en el lenguaje de Muñoz y el PP, agilizar los trámites urbanísticos significa imponer un urbanismo a la carta. Y lo hace sin hacer público qué espacios se están reconociendo como urbanos”.

Morales denuncia que “el Partido Popular parece no haber aprendido nada de la burbuja inmobiliaria fomentada por políticas como la ley del suelo de Aznar, en la que se declaraba prácticamente todo el suelo como urbanizable y que desembocó en la crisis inmobiliaria del año 2008. No podemos volver a caer en el monocultivo del ladrillo, construir más viviendas a precios inaccesibles para la población local, depredar más aún el territorio, ocupar más zonas verdes y naturales, toca apostar por otro modelo, por un urbanismo que cumpla las necesidades reales de la población, alejado de la especulación y el pelotazo. Ejemplos de este urbanismo expansivo son la próxima construcción de más de 200 viviendas en la zona de Trapiche norte o el urbanismo salvaje en el litoral a raíz de los temporales en nuestras playas”.

“El urbanismo que promueve Muñoz fomenta la presión urbanística en todo el litoral, sin tener en cuenta el cambio climático. Se ha construido casi en el mismo rebalaje, sin contemplar que es un espacio natural que si hubiera mantenido su espacio original no se hubiera visto tan deteriorado. Igual ocurre con las construcciones en zonas inundables”, critica Morales.

15 años para elaborar un Plan Municipal de Vivienda
El portavoz de Unidas Podemos, Abraham Massri, alerta de que “sorprende que sea en el año 2022, quince años después de tomar posesión, cuando el equipo de gobierno vaya a impulsar la elaboración del primer plan de vivienda municipal para establecer las estrategias y la planificación del desarrollo urbanístico de nuestra ciudad. Si hay un calificativo para catalogar la política de vivienda del PP en Marbella es ‘la ley de la selva’, ya que solo los más afortunados pueden acceder a una vivienda en nuestra ciudad”.

“En quince años no se ha impulsado prácticamente ninguna actuación en vivienda pública, protegida o de alquiler asequible, a pesar de que Marbella es una de las ciudades más caras de España, tanto para alquilar como para comprar. La tendencia del PP para fomentar un urbanismo de alto standing contrasta con la nula iniciativa para garantizar el derecho constitucional del acceso a la vivienda”, lamenta Massri.

Desde Unidas Podemos confían en que “la empresa adjudicataria elabore un buen Plan Municipal de Vivienda que el próximo equipo de gobierno del que formemos parte pueda desarrollar de forma que se preste atención a las necesidades reales de la mayoría de la población de nuestra ciudad”.

Comentar