Desde Unidas Podemos Marbella – San Pedro asistimos perplejos a la nefasta gestión económica del Ayuntamiento además del espectáculo contradictorio protagonizado por Ángeles Muñoz en las últimas semanas a propósito de la gestión de los recursos e ingresos municipales.

Hace menos de un mes en la presentación ante los medios de comunicación de los presupuestos para el año 2022, la alcaldesa presumía de congelar los impuestos locales y hace apenas unas semanas se mostraba tajante, negándose a aplicar la futura ley de vivienda estatal que permitirá incrementar el IBI a las viviendas vacías.

Mientras tanto, esta semana no dudaba en cargar contra el gobierno central por la anulación del impuesto de la plusvalía, a pesar de que ha sido el tribunal constitucional el que ha decidido anular este impuesto que en su día fue configurado por el gobierno de Aznar.

No entendemos la incoherencia fiscal de Ángeles Muñoz, negándose a obtener mayores ingresos para el ayuntamiento y hacerlo sobre aquellos que tienen capacidad económica de sobra, los que mantienen todo el año viviendas vacías, mientras que al mismo tiempo pone el grito en el cielo ante una decisión judicial que anula un impuesto discutible como el de la plusvalía municipal. Es la misma práctica que su compañero de partido Juanma Moreno realiza en la Junta de Andalucía que con una mano anula el impuesto a los millonarios que obtienen una herencia y con la otra le exige más recursos y transferencias al gobierno central. 

En política fiscal la clave no es tanto que impuestos se pagan o cuánto, sino quién los paga. Mientras en el Partido Popular se niegan a cobrarle impuestos a los millonarios que heredan o a los que mantienen segundas, terceras o cuartas residencias vacías todo el año, en nuestra ciudad la vivienda es inaccesible para la gran mayoría de la población con una política de vivienda nula. Es por ello que estos anuncios populistas de congelación de impuestos no concuerdan con la indignación de la alcaldesa ahora que incluso se elimina uno de ellos. Desde Unidas Podemos creemos que el Ayuntamiento debe tener una fiscalidad justa y progresiva, en la que paguen más impuestos municipales los que más tienen y que el Ayuntamiento tenga recursos suficientes para impulsar políticas sociales y de inversión que beneficien a la mayoría de la población. 

A estas contradicciones hay que sumar la petición que hizo el equipo de gobierno al Fondo de Ordenación Estatal de un crédito hasta 43 millones de euros para abonar costes derivados de sentencias judiciales, algunas con varios años de vigencia, lo que supone una clara falta de previsión y poner en peligro la propia gestión diaria del Ayuntamiento. Esto es debido al plan de ajuste que conlleva acogerse a dicho fondo, por el que se van a reducir tanto los gastos en recursos humanos, gasto corriente, transferencias e inversiones lo que va a suponer un empeoramiento en los servicios públicos municipales. 

rueda de prensa 04/11/2021

A esta falta de previsión hay que sumar la mala gestión de los presupuestos existentes, haciendo gastos innecesarios como la remodelación millonaria de rotondas que estaban en perfecto estado, mientras que se abandonan proyectos que no suponen una gran inversión pero que tienen un gran retorno económico y publicitario en la ciudad como el Ironman. Todo esto deja clara la nefasta gestión económica del equipo de gobierno del Partido Popular. 

Comentar