La llamada de los vecinos y vecinas del Salto del Agua de San Pedro de Alcántara, a través de la asociación de vecinos “Las Flores”, para que el Ayuntamiento acometiera las acciones necesarias de limpieza del lago urbano que se encuentra en el corazón de la barriada, solo recibió negativas durante dos años.

Alegando  la cesión del espacio a la Comunidad de Regantes se abandonó por completo lo que puede ser un punto medioambiental de importancia, además de símbolo del barrio. La falta de correntío del espacio provoca la acumulación de algas. “Lo más práctico sería facilitar el paso continuado del flujo de agua, pero hasta que eso ocurra, son necesarias acciones de retirada de algas, respetando la poca fauna que sobrevive en tan pésimas condiciones, al menos una vez al año”, explica Pepe Marin, responsable de medioambiente en el círculo de Podemos Marbella-San Pedro.

 Ante el abandono administrativo, la AAVV optó por la autoorganización para proceder a la limpieza del espacio, haciéndose eco por redes sociales. A la llamada acudieron, además de vecinos, asociaciones ecologistas y Unidas Podemos, armados con rastrillos y herramientas de jardinería, botes neumáticos, kayaks y una cuba facilitada por el Ayuntamiento. La operación del pantanillo duró todo un mes durante los fines de semana, metidos en agua hasta el pecho y poco a poco se despejaron las basuras y las algas.

 Se instalaron plantas filtrantes autóctonas como el junco, papiro mediterráneo y nenúfar europeo que pueden ralentizar la acumulación masiva de algas que impidan el pleno desarrollo del pantano como foco de riqueza medioambiental.

 Han vuelto los patos garcillas y otras aves que de estas zonas húmedas hacen  su hogar o lugar de descanso a su paso en las migraciones.

Exigimos tanto a la Consejería competente en medio ambiente y salud de la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Marbella que no se queden paralizados y actúen contra el uso inadecuado de los dueños de la comunidad de regantes responsables de la concesión de uso de las aguas del pantano del Salto del Agua porque los vecinos y vecinas de este barrio no pueden seguir realizando las tareas que no les corresponden con sus propios medios.

  Además la administración local podrá tipificar infracciones e implantar sanciones en las actividades, servicios o instalaciones que produzcan un riesgo para la salud humana, por la falta de precauciones y controles exigibles y también tendrán la responsabilidad mínima forzar al cumplimiento de la normativa de control sanitario y de medio ambiente, pero no entendemos porque no ejerce su obligación.

Comentar